EL LADO ARTÍSTICO DEL LOLLAPALOOZA

Lollapalooza Argentina es mucho más que un festival. Es una experiencia basada en la música actual, abarcando la mayor cantidad de géneros y estilos a saber: rock, pop, hip-hop, trap, electrónica... e incluso habrá algo del característico cuarteto cordobés. Para todos los gustos y para todas las edades, el festival se puede disfrutar en familia o con amigos.

En la edición 2018 participaron los artistas Gachi Hasper y Pablo Reinoso. Hasper es una artista plástica que cuenta con una producción única, en la que aborda pintura, dibujo, fotografía e instalaciones en el espacio público urbano. En sus obras explora las formas geométricas, el color y la interacción y que se dan con las formas en el espacio.

En Lollapalooza Argentina 2018, Gachi intervino de manera colorida el punto de encuentro del festival, un corpóreo con el logo Lollapalooza de 14 x 3 metros, que fue la instalación artística más destacada del festival y escenario de incontables selfies.

Por su parte, Reinoso es un artista multifacético que comenzó como escultor, pero con el tiempo lo cruzó con distintas disciplinas como la fotografía, la arquitectura y el diseño. La instalación Lolla Chill Out fue su primera incursión en un festival musical y la hizo especialmente para ofrecerle al público un lugar en el que pudieran relajarse y disfrutar de la música, además de interactuar con la misma, al sentarse, saltar o acostarse encima de los sillones. El artista se mostró gratamente sorprendido por haber generado un espacio de paz en medio de la multitud, en el mismísimo corazón del festival.

Diego Finkelstein, productor de Lollapalooza Argentina, es un amante del arte, y lo promueve en el contexto del festival dandole un lugar destacado que fue creciendo a lo largo de las ediciones.

GACHI HASPER (2).jpg
Edición SPE