CONOCÉ A LA SENSACIÓN FRANCESA DEL SYNTH POP: L'Impératrice

La sensación francesa de synth-pop, L'Impératrice, lanzó su álbum exótico y reluciente, ‘Matahari’ a través de microqlima. Combinando visuales psicodélicos estilo Fantastic Planet con bangers de disco nostálgica a la Saturday Night Fever, L'Impératrice ha ganado el aprecio de medios reconocidos como The Line of Best Fit, FLAUNT y HighClouds.

Inspirándose en una serie de influencias como el space disco de los 70, y el synth-pop downtempo de los 90, L'Impératrice tiene un talento para lo raro y misterioso. “Los álbumes que vendieron 500 copias en los 70s son los que más nos interesan,” dicen. En su debut, Matahari, se basan en algunos de los sonidos encontrados más finos y en fandangos sonoros olvidados que se esconden en cajas por doquier; todo para darle a L'Impératrice su propio giro inimitable siglo 21. “Impératrice” es "emperatriz" en francés, y si su nombre es lo más difícil de asimilar, musicalmente no hay nada que no se traduzca. 

Con dos shows al hilo en el mítico L’Olympia para 2,000 personas en París terminaron su gira por Francia y Europa. Ahora, su majestad se dirige al nuevo mundo. Después de lanzar Matahari, la banda se dirige a EUA y a México, y las expectativas son altas. 

Matahari está lleno de grooves sinuosos y sencillos potenciales, con todos los elementos correctos, desde Air hasta Frank Ocean. La canción que da título al disco es una oda a la "época dorada disco." Con líneas de bajo incontrolables, locura análoga en Moog, orquestaciones de cuerdas y una sección de metales enfáticos resultan una combinación irresistible. 

Sutil pero majestuoso, L'Impératrice tienen un brillante futuro en la república, aunque si la bestia de seis cabezas está por convertirse en realeza musical francesa, entonces no tendrán que cuidar sus pellejos. Si el ascenso silencioso de L'Impératrice ha sido parte de un plan, entonces no se puede descartar una dominación mundial para el futuro. 

Edición SPE