SUENA EN SPE: EL OCÉANO MUSICAL DE BARCO

SUENA EN SPE: EL OCÉANO MUSICAL DE BARCO

Un océano de melodías ochentosas y un beat propio del pop-rock, con una base orgánica y letras que hablan de no-lugares y lluvias que no tocan el suelo, son las tablas de algo grande: Barco, con un capitán de melena digna de publicidad y una tripulación de músicos talentosos. 

 

Con Alejandro Álvarez en voz y guitarra, Justio Scipioni en bajo, Franciso Álvarez en baterías y Ramiro Cremona en sintetizadores, esta banda nacida en el 2011 tiene ya varias millas de navegación; y al respecto de sus inicios, aseguran que si bien “el agua de este océano nos baña desde siempre en nuestras vidas, en aquel momento sentimos que había llegado la hora de abandonar la costa y embarcarnos en nuestra propia aventura sonora”. 

Los tripulantes de este Barco cuentan con influencias que incluyen desde nombres nacionales como Gustavo Cerati, Fito Páez, Virus (de quien realizaron el cover de “Mirada Speed”), pasando por nombres internacionales como LCD SOUNDSYSTEM y clásicos como The Beatles y Depeche Mode. Al respectoopinan que “existe un troncal de bandas que siempre aparecen. El rock nacional es música que escuchamos mucho y orbita a nuestro alrededor todo el tiempo.”

 

“Estamos siempre en la búsqueda de nuevos sonidos y nuestra oreja consume desde cumbia hasta música clásica pasando por todo lo que hay en el medio”. 

 

Quizá sea ese oído afinado lo que hace de Barco una banda con un sonido pegadizo, que navega las mareas del rock, el pop y algunas corrientes modernas, todo conjugado en las mismas aguas. La tripulación de Barco está integrada por melancolía, amor, delirio, “canciones y un grupo de amigos con mucho compromiso y entrega para que las cosas salgan cada vez mejor. También es muy importante el colectivo de grandes personas que trabaja con nosotros para llegar a buen puerto”. 

Lanzaron su primer material en el año 2011 con su EP 'Ultraliviano', y el primer álbum nació en el 2013 bajo el nombre de 'Antes del desmayo'. Y aunque el inicio fue claro, no siempre se empieza un viaje con un destino final preciso, y tal vez sea eso lo que ocurre con Barco: “creemos que el rumbo puede cambiar, pero esto se da naturalmente. La banda está en constante evolución y busca funcionar de forma cada vez más profesional. Sin embargo, fluimos gradualmente, damos pasos cortos pero firmes. De cualquier modo, hay un horizonte claro que es hacer canciones pop que puedan escucharse en cualquier momento y lugar”. 

Para el año 2016 sacan su segundo álbum de larga duración con el título 'Era Es Será'. Al respecto, no siempre dos viajes son iguales, pese a que las rutas sean las mismas. 'Antes del Desmayo' y 'Era Es Será' son dos viajes, dos experiencias que tuvieron tanto sus diferencias como sus similitudes. “En el primero partimos desde una computadora con pedazos de música, secuencias, etc., que posteriormente intentamos trasladar al mundo real. Por otra parte, el segundo se manifestó a través de melodías vocales y armonías de guitarra con una banda más consolidada a nivel vivo. Es decir, con muchos shows encima y de forma más orgánica”.

Al respecto, y si de armar un álbum se trata, no todas las canciones logran consolidarse y volverse parte de un álbum. Para subirse al Barco, una canción tiene que cumplir, quizá, con ciertas cualidades: “principalmente nos tiene que resultar divertida para tocar. Buscamos canciones cada vez más directas, que todos puedan entender. Así aparecen y van conformando una familia o pequeñas familias que posteriormente se transforman en un disco”.

Pasando a la trayectoria pura de la banda, la tormenta más fuerte que tuvo que enfrentar el Barco, sea quizá las que comprenden imprevistos con los equipos e instrumentos. “Por ejemplo, cuando teloneaomos a Damon Albarn se nos rompió el parche del bombo de la batería —recuerdan, haciendo memoria—. Por suerte, si es que hubo algo de suerte en ese hecho conflictivo, el daño ocurrió en el último tema del show”. Pero también, todo viaje tiene sus virtudes y su clímax, y aunque aseguran que no se pueden quejar, ya que momentos lindos tuvieron muchos, eligen “uno muy intenso: el año pasado cuando visitamos El Salvador —explica la banda—. Llegamos por una radio local que comenzó a pasar nuestras canciones. Allí tocamos en un mini estadio de béisbol para 3000 personas que cantaban y bailaban todas nuestras canciones. Fue una experiencia única que jamás olvidaremos. Ahora estamos muy emocionados ya que volvemos allí la semana próxima.” 

Barco tiene en su mascarón de proa varios éxitos guardados, como lo son la participación en el Cosquín RockPepsi Music, haber teloneado a Damon Albarn en su paso por la Argentina, y aunque aclaran que todas esas experiencias los marcaron y se sintieron privilegiados por haberlas transitado, “lo que más nos enorgullece es mantener la autenticidad, ser fieles a nuestra historia”. 

Barco es un viaje a un No Lugar, un barco que navega Sobre La Superficie, un sonido pegadizo que cala los huesos. Con un amable y serio muchas gracias, le ponen fin a la entrevista, no sin antes pedirle al futuro poder “tocar, tocar y tocar. Poder llevar nuestra música a nuevos lugares y seguir disfrutando de todo esto que vivimos día a día”. 

Comunicadora Social. Fotógrafa del mundo. 

"No pierdas de vista el horizonte".