EN TU PUTA VIDA #2: LAS VENTAJAS DE SER MILLENNIAL

El canadiense Bryan Lee O’Malley, creador de Scott Pilgrim (cómic que saltó a la fama por su adaptación al cine de la mano de Edgar Wright), también escribió otras dos obras, y hablamos de lleno sobre Seconds, un cómic que probablemente no leíste #En Tu Puta Vida.

Publicada en el 2014, esta historia presenta a Katie, una chef de 25 años que tiene su vida en cierto orden, pero que gracias a sus propias decisiones logra hacer tambalear todas sus estructuras y prácticamente destruirse a sí misma y a las personas que la rodean. La gran fortaleza de O’Malley como autor es su facilidad para hablar sobre los desafíos de la juventud a través del lente que mejor le calza: la fantasía. Si Scott Pilgrim hacía gala de la cultura Pop a través de sus referencias a video juegos, cultura japonesa y música; Seconds, en cambio, se retira a otras raíces: las historias tradicionales.

Nos encontramos ante Kate, una millennial, una joven para quien la línea entre la juventud y la adultez es menos una línea y más una bruma que no le permite ver el futuro. Katie es la chef principal en 'Seconds', el mejor restaurante de la ciudad, y quiere dejarlo para crear su propio establecimiento. La conocemos pavoneándose por el 'Seconds' ya sin trabajar allí, sintiéndose dueña de algo que no le pertenece y deseando un lugar propio, que aún no existe. Siente que su pasado está lleno de errores, que el presente es una cárcel y que el futuro es eso que debería suceder ya. En pocas palabras: cada uno de nosotros.

O’Malley entiende perfectamente la juventud, eso está claro.

Seconds es un cómic unitario, un volumen único de unas 330 páginas que puede conseguirse en español en el país. Está dividido en capítulos, pero invita a una lectura fluida de una sentada. La división responde más a los sucesos y a cómo ellos afectan a los diferentes personajes, que a cuestiones técnicas, por eso no se limita a un número de páginas estables, sino que se toma el tiempo que necesita con cada uno.

 

EL  DIBUJO ES SIMPLE Y LLENO DE PERSONALIDAD, EL  COLOREADO DA UN  IMPACTO INCREÍBLE A LA HISTORIA.

 


Los trazos y la paleta de colores logran transmitir calidez en 'Seconds', frialdad en la ciudad, gelidez en el nuevo restaurante de Katie y psicodelia en los viajes místicos de nuestra protagonista. El estilo de dibujo varía entre el cartoon y el realismo, con una clara influencia oriental, logrando transmitir a su vez esa lucha entre la seriedad y la tontería juvenil con la que Katie vive su vida. Todo el apartado artístico sirve como herramienta para contar la historia y, a su vez, se luce en sí mismo.

A grandes rasgos, la historia es una tragedia, pero la comedia cínica de Katie nos acerca más a ella y nos permite empatizar fácilmente. Una vez más, el autor utiliza todas las herramientas para retratar la juventud de una manera profunda. El deseo de Katie es atacar sus problemas con cinismo, hacer una broma y desear que simplemente desaparezca, entreabriendo los ojos a la realidad con temor a que el problema siga allí.

El elemento místico de la historia está dado por Liz, el espíritu guardián del 'Seconds'. Liz posee unos hongos mágicos que pueden enmendar cualquier error que haya ocurrido en el restaurante, con viajes en el tiempo incluidos. A través de esta trama la historia progresa y nos permite pasar de situaciones mundanas y cómicas a decisiones que poco a poco destartalan la propia realidad.

 

Seconds puede tender a la moraleja cuando se acerca a su final, pero trata de poner los pies en la tierra, aunque quiera sermonearnos lo hace de una manera sincera y cercana.

 

the-punisher-netflix-700x394 (1).jpg

Tiene sentido que pasemos de elementos actuales en Scott Pilgrim al folklore anglosajón que da origen a Liz. Ese tramo en la vida entre la juventud y la adultez nos retrotrae a nuestros orígenes y dejamos de preocuparnos, como en la adolescencia, por lo que nos rodea, por las cosas de moda, y empezamos a añorar ese pasado mágico, esos lugares de nuestra infancia.

Hay pocos autores que hablen con tanta soltura de la juventud, que puedan interpretar y contar historias a partir de esos conflictos tan propios de nuestros días. Seconds es una obra que en todas sus aristas entiende y derrama juventud, el estilo, las referencias, los conflictos, los diálogos, todo está pensado para mostrar de la manera más fiel la maraña de sentimientos que quienes tienen 25 viven en carne propia.

No es una obra perfecta y está lejos de ser trascendental. Está más cerca de ser una obra cálida, cercana y que habla de los miedos de crecer, de dejar de ser joven y comenzar a ser adulto. En un momento Katie prácticamente deja de existir, pero el mayor momento de terror de la historia sea quizás verse a sí misma en el dia de su boda. Esos son los temores que más afectan a los jóvenes y O`Malley entiende perfectamente cómo plasmarlos en imágenes concisas y efectivas.