BLISS, ¿PORQUE NOS IMPORTA?

Luego de bastante misticismo, este domingo se presentó finalmente a la nueva Chica Superpoderosa para luego eliminarla de la serie en el mismo movimiento. Blistina (o Bliss) fue la nueva adhesión a la familia Utonio, el primer intento fallido del profesor de crear a la niñita perfecta. Lamentablemente, Bliss era inestable y explotaba cuando se ponía caprichosa, por ello el Profesor Utonio pensó que, en una de esas explosiones, Bliss había desaparecido para siempre.

thumb-1920-809161.png

En este punto es necesario hacer una pregunta sincera, ¿quién sabía qué desde hace un año se transmite por Cartoon Network un reboot de Las Chicas Superpoderosas? Muy probablemente las respuestas fluctúan entre “yo no” y “algo había escuchado”. Actualmente, este reboot se transmite sólo para Estados Unidos, y desde un principio generó bastantes polémicas y reticencias de parte de los fans, para caer poco a poco en el pozo del desinterés completo.

Las nuevas chicas apelan a otro público, muy alejado de las personas que crecimos con las originales (1998-2005) y por esta razón existen cambios drásticos. Las viejas Chicas referenciaban series como el Batman de Adam West, la época dorada de los cómics de superhéroes y las series japonesas de Super Sentai (Los Power Rangers, por ejemplo). Eran violentas, se preocupaban por restaurar el caos, salvar al mundo y vencer el mal. Además, eran hijas de los ‘90. Por eso ellas eran irreverentes, sarcásticas, se preocupaban por cuestiones de género sin ser propagandísticas y hasta tenían un sentido de picardía con la sexualidad.


Estamos hablando de la época dorada de la animación occidental, del mejor momento de Cartoon Network, un momentum que solo pudo recuperar años después con Hora de Aventura, Steven Universe y Un Show más,  y que poco a poco vuelve a desinflarse.

 

Las nuevas Chicas apelan a las nuevas generaciones: jóvenes más grandes que los fans de los ‘90, preocupados por las tendencias y metidos en el mundo de lo Políticamente Correcto.

 

Es lógico que las Chicas sean menos violentas, tengan preocupaciones adolescentes, se impulsen por argumentos que exploran sus demonios internos y que, básicamente, sean todo lo contrario a sus contrapartes antiguas. 

El gran problema es la necesidad económica de apelar con fuerza a estos chicos. Aquí entran los memes, el twerking, el feminismo discursivo y Bliss: todo lo que daña a esta nueva serie. Bliss es una oda a lo políticamente correcto metido por la garganta. Más allá de ser de tez oscura, el diseño de su personaje existe pura y exclusivamente para destacar. Es la única con un color de pelo extravagante (incluso tiene luces), es la única con cadera, tiene las piernas más largas que el resto, el pelo más largo. Está hecha para ser vista, obviamente debe ser inclusiva, apelar a las adolescentes, y para ello el diseño es perfecto. 

18698403_10156212137763852_5984913866418327450_n.jpg

Pero tal vez su mayor comentario no fue adrede, ya que Bliss habla sobre lo peor de las series de televisión moderna: la falta de compromiso. Las mejores series de la actualidad están luchando contra esto, contra el restablecimiento del Status Quo al final de un capítulo y Bliss al final de su especial de una hora, se va.

 

Craig McCracken@CrackMcCraigen

No. I am not working on or involved in the 2016 Powerpuff Reboot. Cartoon Network owns the rights to the characters, not me. Thank you.

20:08 - 31 ene. 2017

Información y privacidad de Twitter Ads

 

 

Toda la preparación, la publicidad, el hype, para terminar en el mismo punto que al inicio: tres Chicas y un profesor. Aunque al final del día, Las Chicas Superpoderosas dejaron de ser relevantes hace años y este reboot no las puso en la agenda de nadie. Incluso el creador de la serie original, el enorme Craig McCracken, dijo que no apoyaba este reboot y Bliss es sólo una herramienta para que por un día más, hablemos de esta serie que a nadie le importa. 

Y maldita sea, lo lograron.

Fundamentalista del buen comer. Es rebelde porque es gratis. Posiblemente esté polemizando sobre algo. Nació con el joystic incluído.