YEARS & YEARS: MÚSICA CON GÉNERO FLUÍDO

Cuando ‘King’ vio la luz, nunca imaginó que de ser un simple single inspirado en la agitada vida amorosa de Olly Alexander, voz y frontman de Years & Years, se convertiría en la puerta de entrada al camino del éxito del trío de pop inglés.

Formada en Inglaterra gracias a que Mikey Goldsworthy conoció a Emre Türkmen por internet y ambos consideraron buena la idea de formar una banda, el proyecto quedó conformado cuando Olly se unió como voz. Su primer álbum, Comunion (2015), fue lanzado tras el éxito de ‘King’ y ‘Shine’, perfilándose en un estilo synth pop con elementos electrónicos y mucho dance.

Pero no solo es su ritmo y letras —en las que cada uno puede fácilmente encontrar analogías de la vida amorosa propia— lo que hace de Years & Years una banda para prestarle atención, sino también su cultura. Abiertamente gay y gran activista de la comunidad, entre camisetas de Adidas, camperas de colores y glitter, Olly Alexander poco a poco se ha constituido en un referente para una juventud LGTB+ que necesita más diversidad de músicos con quienes identificarse —o, al menos, para seguir—. Además, ha logrado una estética propia que demuestra que hay mucho más en Olly que un simple chico tímido y risueño: hay una prueba de que el futuro de la moda será, o debería ser, gender fluid.

Foto ©   Robby Dee  .

Foto © Robby Dee.

Nacido en Yorkshire hace 28 años bajo el nombre de Oliver Alexander Thornton, su carrera inició en el cine, más tarde uniéndose a Years & Years como vocalista, transformándose en su proyecto principal y motor. Una de las grandes virtudes de Olly, quizá no buscadas, es la capacidad de lograr un referente de moda ya no para la mujer —el target más usual—, sino para una generación que encuentra aburridos los parámetros de género y que, si bien admira el estilo de Beyoncé, necesita otros íconos con quienes identificarse. Con esta fluidez de género, pudiendo ser identificado tanto como modelo para mujer y hombres, indicó en una entrevista con el sitio NME: “Creo que es genial que haya jóvenes gays exitosos que puedan identificar una estética específica”.

Para sus presentaciones, en varios casos ha pedido ayuda a jóvenes diseñadores de universidades inglesas con los diseños, dándoles no solo la posibilidad de poder explayar su creatividad y exponer sus creaciones en un escenario, sino además darles el poder de explorar los horizontes de la moda. Sus indicaciones fueron claras: ropas coloridas con un elemento de fantasía. “No me siento de un género específico en el escenario, me siento más no-binario”.

La diversidad musical que proponen invita a formar un ambiente que recorre una inmensidad de escalones en la búsqueda por la emoción.

De esta forma, Years & Years pasa a formar parte de una larga lista de artistas destacados a nivel artístico, así como figuras con diversidad cultural, sexual y de género: una fila que conforman también otros artistas del Lollapalooza como Sam Smith, Troye Sivan y, por qué no, St.Vicent, desafiando la clásica imágen de la mujer ‘delicada y frágil’.

Habiendo lanzado recientemente su segundo álbum, Palo Santo (2018), la banda se prepara para una gira de presentación que incluye a la Argentina, no solo formando parte del lineup del Lollapalooza, sino también contando con un sideshow en Niceto Club donde prometen poner a bailar a los concurrentes de la mano de ‘Desire’ o ‘Meteorite’. La diversidad musical que proponen invita a formar un ambiente que recorre una inmensidad de escalones en la búsqueda por la emoción: la tensión en ‘Take Shelter’, el frenesí alegre en ‘If You’re Over Me’ y la tranquilidad en ‘Eyes Shut’. Sin duda, verlos en vivo será un recorrido que valdrá la pena vivir de principio a fin, siempre usando glitter, sin importar con qué género te identifiques.

Slide Photos por Kate Green