EXPLOTAR EL LUNA PARK CON EL CÍRCULO

EXPLOTAR EL LUNA PARK CON EL CÍRCULO
Kase-O-Luna-Park-12-04-2018-Natalia-Vidal-Solo-Para-Entendidos_880.jpg

El Luna Park se preparaba para una fiesta del rap: Kase.O, directo desde España, llegaba al país.

La noche la abrieron los Militantes del Clímax con su habitual intervención teatral del Oráculo. El mismo le presentó al público la banda “que no puede terminar de parir su disco”, pero que prometía rendirle honores al zaragozano que los invitó para calentarle el escenario. Acto seguido, la aparición del Negrito Jumpal hacía nacer gritos de los seguidores de los Clímax, debido a que este MC fue parte de la formación original del grupo y dio un paso al costado hace más de un año. Se ve que nadie se quería perder la oportunidad de compartir escenario con la leyenda española del rap.

La lista de temas avanzaba al mismo tiempo que la alegría de los músicos: “yo me estoy pasando la mejor noche de mi puta vida y si aplauden la pongo en un marquito” decía el Abuelo (voz principal) después de que suene ‘Super’, uno de los primeros temas de la banda. Siguiendo siempre con su rap-jazz-funk-hiphop-clímax invitaron a su ya “hermano” rapero Wos (ganador de la Batalla de los Gallos) a tirar unos versos. Ovacionado por los presentes, demostró estar a la altura de las circunstancias. Cerrando su show, acompañado por una puesta de luces que destacaba a todos los integrantes del conjunto, tocaron ‘Diputado’ y agradecieron la invitación, despidiéndose de un Luna Park lleno donde la temperatura había quedado alta.

El escenario cambió rápidamente, se desarmaron y desenchufaron todos los equipos y se movieron tarimas para darle lugar a la estructura desde la cual R de Rumba (Dj) acompaña a la figura más importante del hip hop español. El público esperaba ansioso ante un escenario con las luces apagadas y una camiseta de argentina con el 10 en la espalda acompañado por la escritura “Kase.O”.

Minutos después de las nueve y media empezó el anhelado show sin cortes, durante el cual la energía no dejó de aumentar. Con ‘Intro’, el tema que abre El Círculo (2016), último disco de Javato alias Kase.O, se empezó a vivir una noche donde el objetivo del cantante fue compartir “libertad, creatividad, imaginación, alegría y amor, y ser amados por el hip hop” de la manera “más ardiente con la mejor música, para la mejor gente”. Por eso, adelantó que iban a sonar temas de los Violadores del Verso, la mítica banda de rap que integraba antes de lanzarse como solista, además de recorrer sus propias composiciones.    

Kase-O-Luna-Park-12-04-2018-Natalia-Vidal-Solo-Para-Entendidos_921.jpg

Acompañado por Momo, su corista y agitador, Ibarra pareció disfrutar todo el tiempo que pasó encima del escenario. Esto se reflejó no solo en sus graciosos pasitos de baile, que se notaron ensayados junto a su compañero de voces, sino, además, en su apertura para con el público. Se mostró genuino contando extractos de su historia de vida entre tema y tema, siempre con una sonrisa. Porque de eso se tratan, según él, los shows: de que se involucre “la mente, el espíritu y el cuerpo”. Todo esto para que el resultado sea un “eclipse en el Luna Park”.

Llegando a la mitad de la cita, Javato relató una visita a la casa de su amada, la cual incluyó muchos besos y chocolatada, coronándola con ‘Mazas y Catapultas’ coreado por la totalidad del público. Se ve que la audiencia quedó un poco cansada para lo que vino después, ya que al momento en que empezó a sonar ‘Mitad y Mitad’, Kase pidió una respuesta más efusiva “si el tema realmente gusta”, tras lo cual la obtuvo. El desborde de energía positiva fue tanto que hubo que mandarla para otro lado: mostrando su preocupación por la situación difícil que están pasando los países de Medio Oriente, pidió fuerza y gritos de paz por ellos.  

Como en toda celebración, hubo invitados, en este caso bien distintos entre ellos. Primero subió Matías Berner alias Muphasa MC, uno de los conductores del programa de radio Damn! de Vorterix (el cual Javier visitó durante la semana) y organizador del Quinto Escalón, quien demostró su ya conocida facilidad para rimar sobre el escenario. Después subió Sebastián, al cual Javato presentó con mucho orgullo y “expectativas de escucharlo”. Se trataba del hijo del señor que manejaba la combi en la cual el rapero se movía por Buenos Aires: un nene de no más de 8 años que hacía beatbox como un profesional y que no tuvo miedo ante la propuesta del MC de hacerle de base para sus letras.

Mostrándose en otra posición, sentado en una silla en el lado derecho del escenario iluminado por una luz blanca —imagen que mostraba a un Kase aún más íntimo de lo que se venía viendo— interpretó ‘Basureta (tiempos raros)’, otra de las piezas fuertes del disco que deja al descubierto sus mayores fantasmas. A continuación explicó que, para él, el público es “como un arcoíris después de la tormenta” haciendo una analogía con sus adicciones. Porque El Círculo se trata de eso: es un disco introspectivo que tiene de trasfondo la lucha personal del cantante, incluye mucho dolor pero también mucha autosuperación, habla del nunca bajar los brazos y sacar lo mejor de uno.

Llegando al final del encuentro sonó ‘Libertad’ un tema de Jazz Magnetism (2011), su primer trabajo solista, el cual despertó la reflexión de los presentes quienes terminaron cantando el tema del momento: “Mauricio Macri lpqlp…”, con el apoyo del cantante. Previamente había hablado a favor de la legalización del aborto, levantando un pañuelo que le alcanzó una chica del público, de la decisión de uno sobre su propio cuerpo y de que es importante el cuidado entre hombres y mujeres. Porque “si lo que tenés cerca no lo cuidas, eres peor que un político”, aclaró antes de que suene ‘Outro’. Amenazó con irse al hotel si ya se había agotado la energía, pero los argentinos lo hicieron quedarse pidiéndole más amor, porque “cuanto más amor das, mejor estás” y eso fue el condimento más importante de una noche inolvidable. Podría decirse que el círculo cerró a la perfección.

Todas las fotos por Natalia Vidal.