RICHIE RAMONE: “EL PUNK ROCK SE TRATA DE SER FIEL A UNO MISMO”

SPE: ¿Cómo inicia este año para Richie Ramone? ¿Estás emocionado por una nueva visita a la Argentina?

RICHIE RAMONE: La verdad es que este año comenzó bastante mal debido al fallecimiento de mi padre. Eso me impactó mucho y me entristeció, pero estoy muy emocionado por el regreso a la Argentina. Siempre es una experiencia que te levanta el alma, y lo cierto es que no puede haber llegado en un mejor momento.

SPE: De todos tus shows previos en la Argentina... ¿Hay alguno que recuerdes con mayor cariño? ¿Qué nos podés decir respecto de la conexión entre The Ramones y el público argentino?

RR: Tengo que decir que el show que más atesoro es el de 1987 con The Ramones por el hecho de que fue nuestra primera vez en la Argentina. No teníamos idea de que los fanáticos fuesen a reaccionar de una manera tan alocada, abriendo sus brazos por completoe y haciéndonos sentir muy especiales.

SPE: Siendo el único sobreviviente de aquella legendaria formación ¿Qué recordás de ese primer show en la Argentina? ¿Hay alguna experiencia vivida antes o después del show que quieras compartir?

RR: Fue sin duda alguna muy intenso, con los fanáticos siguiéndonos a todos lados en sus motos y agitando la van para todos lados en cualquier lugar donde estacionábamos. Además, el vino y la comida fueron fantásticos, por lo que cada momento fue muy especial. Recuerdo salir luego del show a fumar un cigarrillo y que todos se me vengan encima, algo que puede asustar en algunos momentos. Siempre teníamos seguridad alrededor nuestro, algo que en otros lugares no era tan necesario. No es que nadie quisiese lastimarnos, todo lo contrario, pero a veces la emoción puede llevar a cosas peligrosas (risas).

20024120_10213743794371690_57284650975030976_o.jpg

 

“Joey fue un gran fanático mío desde el principio. Nos llevamos excelente desde el primer segundo y nos hicimos grandes amigos con el correr de los años”

 

SPE: ¿Podés hablarnos acerca de tu llegada a The Ramones en 1983? ¿Cómo analizas esos cuatro años siendo miembro de una de las más grandes bandas de la historia? ¿Qué tenés para decir de aquellos que los llamaron “comerciales” en un momento?

RR: Estuve en la banda durante cuatro años y diez meses. Al día de hoy sigue siendo la experiencia musical más grande de mi carrera. En cuanto a lo de ser llamados “comerciales”, nunca lo escuché en ningún lado ¿Dónde leíste eso?

SPE: Le diste voz a muchas canciones y además escribiste seis originales. ¿Qué significó para vos el hecho de que Joey confiase en tu voz y en tus habilidades como escritor? ¿Crees que eso te coloca por encima de otros miembros de The Ramones?

RR: Joey fue un gran fanático mío desde el principio. Nos llevamos excelente desde el primer segundo y nos hicimos grandes amigos con el correr de los años. Entendió mi talento y me impulsé a hacer mucho más que tocar la batería, en este caso escribir y cantar. Fue algo genial tenerlo como inspiración, y al día de hoy lo sigo extrañando.

SPE: Hablemos de tu estilo como baterista ¿Cómo podrías describirlo? ¿Fue tu intención desde el primer momento el darle a The Ramones un sonido más pesado (cercano al Heavy Metal) o fue algo que se dio naturalmente?

RR: En cuanto al estilo, yo primero siento y luego me pongo a tocar la batería. La manera en la que lo escuchas en tu cabeza tiene que ser la misma en la que tocas cada canción. No hubo ninguna intención de hacer el sonido más pesado o cualquier cosa por el estilo. La primera vez que estuve en el estudio con The Ramones grabado Too Tough To Die (1984), le pregunté a Tommy si había alguna cosa que tuviese que tocar de una manera diferente. Su única respuesta fue: “Seguí haciendo exactamente eso ¡Suena genial!”. Bastante genial ¿No crees?


 

“El Punk Rock se trata de ser fiel a uno mismo, no de tener cierto corte de pelo o de vestirse de cierta manera”


 

SPE: Vayamos a “Suite For Drums And Orchestra” ¿Cuál fue tu motivación para crear y ejecutar una performance tan distinta e impresionante? ¿Qué nos podés contar acerca del proceso de producción y la manera en la que fue recibida por los fanáticos y la crítica especializada?

RR: Solamente quería probar algo diferente y siempre estuve interesado en tocar la bacteria frente a una orquesta. Necesitas manejar 90 instrumentos en lugar de tres, algo que demanda mucha energía, poder y firmeza. Solo hice alrededor de 5 shows, pero todos finalizaron con una ovación de pie. Eso me dice que la gente lo amó y por ello algún día lo voy a hacer de nuevo.

SPE: En una vieja entrevista, dijiste que no te gusta tocar “cosas sonrientes”. Cuando hablamos del punk rock ¿Creés que la oscuridad y la furia son importantes para entregar el mensaje correctamente, más considerando el momento complicado en lo político y social que está viviendo el mundo? ¿Encontrás esa furia en las bandas de hoy o creés que se perdió en la ola mainstream?

RR: No creo haber usado nunca la palabra “sonriente”, pero no tiendo a escribir canciones felices. No sé por qué es así, o si es algo malo en sí mismo, yo solamente escribo canciones que tengan significado y sustancia. No hablo de política en mis letras, pero sí digo lo que tengo en la cabeza, lo que pienso a diario. Es importante expresarse y no tapar todo con una capa de dulzura o hasta inventar cualquier mierda. El punk rock se trata de ser fiel a uno mismo, no de tener cierto corte de pelo o de vestirse de cierta manera.

SPE: Hablemos de tu trabajo solista, que posee una notable combinación entre el Metal, el Punk y el Rock más clásico ¿Qué diferencia musical trazas entre Entitled (2013) y Cellophane (2016)? ¿Ves a cada disco como una fotografía separada una de la otra o como un paso en la misma dirección?

RR: Cuando escribí Entitled (2013) quise que tenga ese sonido bien metálico y que sea lo más pesado que pudiese hacerlo. También quería grabar muchas de mis canciones, considerando que soy un nuevo artista cuando de cantar se trata. En cambio, Cellophane (2016) es un disco mucho más amigable para un cantante, el resultado de salir de gira con mi banda por el mundo. Quise que suene como nosotros lo hacemos cada vez que subimos a un escenario. Es muy importante probarse y tratar de superarse a uno mismo en cada disco nuevo, porque uno se encuentra en un proceso de aprendizaje constante y esas cosas nuevas que aprende se reflejan en las canciones que uno escribe. Trato de no planificar nada y solo dejar que las cosas sucedan. Esa manera me parece mucho más simple y natural, sin duda alguna.

SPE: ¿Qué podemos esperar de tu show en Buenos Aires el 2 de Mayo? ¿Vas a tocar solamente la batería o habrá tramos donde tomes el micrófono para cantar un poco?

RR: Va a ser una noche llena de sorpresas. Voy a cantar y tocar la batería, así como liderar a la banda. Agregamos un par de canciones nuevas al setlist, algo que siempre quise hacer y también vamos a presentar a nuestro nuevo guitarrista, Glenn, con quien es muy divertido trabajar. Tocaremos “The Last Time”, una canción que le he dedicado a mi difunto padre y que también será nuestro nuevo single, lanzado por Outro Records el próximo mes.