FESTIVAL BUENA VIBRA: SON RARAS LAS IDEAS NUEVAS

El Festival Buena Vibra se ha insertado dentro de la escena nacional como una de sus mejores propuestas a la hora de encontrar diversidad musical y artística. Luego de la exitosa edición trasnoche celebrada un mes atrás, esta reunión musical regresó a su horario ATP (apto para todo público) el pasado domingo 15 de abril con las presentaciones de Las Taradas, Banda De Turistas, Mi Amigo Invencible y un cierre de lujo a cargo de Usted Señálemelo.

Apenas pasadas las 17:00 pisaron el escenario del patio del Konex Las Taradas, con el peso y virtud a la vez de ser la propuesta femenina diferente dentro de un lineup en el que predominaron el indie, el rock y el pop. Su lista fue una combinación de lo mejor de sus dos discos de estudio, Son Y Se Hacen (2012) y el más reciente Sirenas De La Jungla (2017), sorprendiendo con una peculiar y alegre cruza entre el folklore argentino, la música tradicional mexicana ('La Preferida'), lo mejor de la samba brasileña ('Americanizada') y los sonidos más clásicos del Río De La Plata ('Santa Marta').  

Otras de sus canciones como 'Cartas A Ufemia', 'Que No, Que No' y 'Parranda', apuntaron más a lo festivo, con un claro mensaje feminista y liberador en el corazón, mientras que en 'No Me Entiendes' y 'Some Of Yours' las encontraron dialogando directamente con el blues del delta norteamericano.

Recién a las 18:30 llegó el momento de escuchar a Banda De Turistas, merced de algunos problemas técnicos que tardaron un poco en ser resueltos. Desde 2005 que la banda liderada por Tomás Putruele y Bruno Albano ha encontrado la fórmula para mantenerse en el sector mainstream de nuestra música, combinando con inteligencia y precisión el pop, el rock suave, la psicodelia y la música electrónica. La elección de 'Todo Mío El Otoño' para comenzar despertó sonrisas, más considerando que aún no se ha instalado definitivamente en el panorama porteño.

Agradables y bailables, sin buscar complejidades excesivas ni perder precisión en ningún momento, el conjunto consiguió mantener el pulso con canciones como la más acelerada 'Estoy Bien Mal', la melancólica 'Solo Para Mí', la mucho más dance 'Qué No Unirá' y la más rutera y pesada 'Avenida Selva'. La gran sorpresa dentro del setlist llegó cuando ingresaron a escena Maxi Russo, Fermín Echeveste y Andrés Ravioli, los sensacionales vientos de Morbo y Mambo, para sumarle cuerpo, épica, potencia y funk a 'Lo Comandas'. Para el cierre dejaron  su más que conocido hit 'Química', ese amigo que nunca falla, y el western titulado 'Sueño O'mque dejó a todos patas para arriba.

La presentación de Mi Amigo Invencible era una de las más esperadas en este nuevo Festival Buena Vibra, uno de los mascarones de proa más importantes del indie mendocino. Que hayan mantenido su vigencia y logrado crecer año a año habla de una constancia y paciencia admirable por parte de Mariano di Cesare y compañía.

El comienzo con 'Los Pájaros' los colocó unos pasos por delante de las dos bandas anteriores en lo referido a potencia, sin salirse del esquema que marca el indie. El juego de luces fue acorde a la psicodelia con la que cerraron la canción. Manteniendo el poderío y sin perder la dulzura, llegó 'Ajeno', pieza en la que resaltó la presencia de varias frases de Ricky Espinosa, el más grande exponente del punk rock nacional: “Esta canción tiene algunas frases de Ricky Espinosa. Es medio difícil cantarla en estos tiempos que corren porque dice ‘Te saco el pantalón, me saco el pantalón’, pero Ricky siempre estuvo con las mujeres en su lucha”.

A pura velocidad, Mi Amigo Invencible jugó con sus varias caras hasta el final de la lista. Para la más novedosa 'Colmillos' la banda mostró su costado más psicodélico, entre el trance y el pop de sintetizadores, bajando por completo las revoluciones en la romántica y melancólica 'Gato Blanco Atrincherado' y combinando el rock californiano y el funk durante un tema tan cambiante y climático como 'La Danza De Los Principiantes'.

Las risas llegaron cuando, antes de 'Nuestra Noche', el frontman pidió trabajo para uno de los integrantes de la banda y en medio de su discurso, afectado un poco por el alcohol, fue interrumpido por la batería para dar inicio a una canción que amagó con estallar pero finalizó en un suspenso casi hitchcokiano. Por cuestiones de tiempos, debieron cortar dos temas de la lista, apostando para dejar la impresión final a 'Temblor', 'Máquina Del Tiempo' y 'Gato Negro Pasa', que pusieron a todos a bailar antes del main event de la noche.

La sola presencia de Usted Señálemelo, que no fue anunciada como headliner hasta algunos días antes del evento, hizo que esta edición del festival cotizase en oro. Con la tranquilidad de quien se encuentra en su cúspide gracias a su talento y su trabajo, Juan Saieg, Lucca Beguerie y Gabi Orozco dieron el primer paso con una introducción bien cósmica, reventando todo desde la batería con el rock puro y duro de 'Puedo Morir, Puedo Caer', confirmando que su intención de “hacer mierda todos los géneros” no es meramente enunciativa.

La marca del éxito reside en que el público acepte la variedad de géneros musicales, hasta esos que lo hacen sentir más incómodo, algo que es clave para entender el ascenso de Usted Señálemelo. Claro que también mostraron amabilidad con las más bluseras y jazzeras 'Siento' y 'Pana', lo cual confirma que la versatilidad es una parte importante de los mendocinos. El viaje hacia el rock de garaje fue directo con 'Tu Salto', con la guitarra de Orozco mostrando todo su repertorio, incluido un paseo por el Acid House y la lisergia pura.

El muy merecido homenaje a Los Abuelos De La Nada se hizo presente en 'Sintonía Americana', con los vientos de Morbo y Mambo sobre las tablas nuevamente y la guitarra logrando romper varias cabezas con un solo espléndido.  La conexión con aquel rock de antaño se mantuvo cuando sonaron los primeros acordes de 'Agua Marfil', donde el jazz volvió a tener un lugar especial más que nada desde la batería y la trompeta.

El synth-pop más bien oscuro y por momentos operístico tomó por asalto al Konex en los casi cuatro minutos que duró 'Agüetas', donde los varios estallidos se mostraron prolijos y estratégicamente planificados. El sentido de épica, contactando con Depeche Mode por momentos, se notó en la vertiginosa e industrial 'Mañana' en la que el sonido de las máquinas salió pura y exclusivamente de los instrumentos presentes sin ningún truco ni base grabada.

Tras recordar que durante la primera semana de mayo se presentarán dos días consecutivos en Niceto Club (con tickets ya agotados), se despidieron con 'Láser 420' y 'Big Bang', dos canciones diametralmente opuestas, la primera metalera y alternativa, mientras que la segunda más bien dance y radial. Verlo a Simón Poxyran agitando entre el público no fue extraño, como tampoco el hecho de que nadie haya parado de saltar durante todo el show de una de los grupos nacionales con mayor presente y futuro a la vez.

Gracias a bandas como Usted Señálemelo, el indie nacional sigue demostrando a cada semana que lo suyo no es pasajero, que ha pisado muy fuerte y que no planea detenerse hasta conquistarlo todo. El tiempo dirá qué es lo que le depara, si será algo más que una moda pasajera. Pero por lo que se pudo ver en esta edición del Festival Buena Vibra, goza de excelente salud y no hay techo que se le pueda colocar sin que lo rompa al instante.  

Todas las fotos por Natalia Vidal.

Locutor Nacional. (Casi) Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Hooligan de Oasis y The Strokes. Amante de la buena música por encima de todo.