EL PRÍNCIPE IDIOTA: NO TE DUERMAS

El Príncipe Idiota busca poner sobre el tapete esas historias de quienes no llenan los estereotipos telenovelescos de galanes o princesas. Quizás por esto se sume a quienes dejaron de ver los shows como la típica salida de fin de semana por la noche y, en consonancia, decida programar un espectáculo para miércoles a las 21 horas y que empiece a las 22:30.

Algo tiene esto de esperar, diría el mismo Mariano Di Césare en 'Cruzar a Pie', una de las canciones que interpretó esa noche. El show fue simple: Una persona en medio de los instrumentos ya preparados para que después toque La Joven Pandilla junto Manu Hattom. Luces color azul y rojo complementaban la escena junto con una proyección de imágenes de plantas en el fondo del escenario.

El-Principe-idiota-Ladran-Sancho-04-04-18-Natalia-Vidal-Solo-Para-Entendidos_43.jpg
El-Principe-idiota-Ladran-Sancho-04-04-18-Natalia-Vidal-Solo-Para-Entendidos_75.jpg

Durante la primera hora de show, las canciones solo comenzaban cuando Mariano creaba una base simple y sólida con la guitarra o el teclado y la loopeaba. El arte se construyó sobre eso. En este proyecto, él marca su propio tempo y ritmo para avanzar. Así, Mariano puso en el aire del espacio artístico Ladran Sancho, las canciones 'Héroe de madrugada', 'Dramón en la tele' y 'Ay Corazón' (De Prietto).

El evento fue parte del ciclo organizado por Microdiscos, juntando artistas que grabaron con el sello para compartir escenario. Por ejemplo Manu Hattom, quién llenó de música la segunda hora de recital, esta vez con una banda que se completaba con batería, bajo y guitarras.

Pidiendo perdón para los que trabajan al otro día, canciones como 'No te duermas' mantenían al público expectante, incluso pidiendo bises una vez finalizado el show. 'Tu jardín', 'La herida de París' (de Spinetta), 'Otro final' y 'Nuestras Cosas' son ejemplos de lo que sonó esa noche.

Ladran Sancho resulta un espacio ideal para presentar música independiente; con la posibilidad de quedarse adentro o al aire libre, de estar parado o sentado, incluso de alejarse y charlar o de quedarse frente al escenario disfrutando de una noche llena de música. Las diversidad de opciones hace más placentera la escucha.

Dos horas cargadas de música resultaron una gran manera de cortar la semana.

Manu-Y-La-Joven-Pandilla-Del-Oeste-Ladran-Sancho-04-04-18-Natalia-Vidal-Solo-Para-Entendidos_218.jpg
Manu-Y-La-Joven-Pandilla-Del-Oeste-Ladran-Sancho-04-04-18-Natalia-Vidal-Solo-Para-Entendidos_234.jpg
Manu-Y-La-Joven-Pandilla-Del-Oeste-Ladran-Sancho-04-04-18-Natalia-Vidal-Solo-Para-Entendidos_318.jpg
El-Principe-idiota-Ladran-Sancho-04-04-18-Natalia-Vidal-Solo-Para-Entendidos_155.jpg
El-Principe-idiota-Ladran-Sancho-04-04-18-Natalia-Vidal-Solo-Para-Entendidos_157.jpg

Fotos por Natalia Vidal | Crónica por Maia Kiszkiewicz