GLASSNOT: LA MÚSICA PUEDE SER TODO

GLASSNOT: LA MÚSICA PUEDE SER TODO

SPE: ¿Cómo comienza este año para Glassnot de cara a la presentación de Ojo De Cristal (2018)?

Claudio Orge: Bueno, este año tiene el gran desafío de sacar nuestro primer disco, algo ya realizado, y lo que viene a continuación que es la presentación. En ese punto nos agarrás: laburando a full para eso.

SPE: Lanzaron su primer disco en un momento en el que la escena musical emergente se encuentra muy nutrida ¿Cómo fue el proceso de producción y grabación de Ojo De Cristal?

CO: El laburo, la verdad, como hemos hablado alguna otra vez, se puede resumir en dos palabras.

Darío González: ¡Maldita democracia! Todo es una maldita democracia.

CO: Glassnot es una banda que está muy atravesada por las influencias de cada uno de sus integrantes, y eso es muy importante. Eso juega y está en cada uno de los temas. El proceso de producción del disco por ahí fue un poco más largo de lo que nosotros hubiésemos querido, pero bueno, contamos con los recursos que contamos. Pero al final, la verdad que fue una experiencia muy linda, hermosa.

DG: Por ahí, a veces la ansiedad de tenerlo ya hace que las cosas se alarguen un poco. Pero si ves el otro lado, fue lindo desde todos los puntos de vista: desde que arrancamos hasta que terminamos, y es disfrutar. Nos planteamos desde el primer momento encarar el proyecto con ganas, con laburo y con seriedad, pero sobre todo disfrutarlo y vivirlo a pleno.

 

“Venimos a mostrar algo nuevo, sin dudas influenciados por cosas que ya existen. Pero por sobre todo, creemos sinceramente que tenemos algo novedoso para mostrar”

 

 

SPE: En cuanto al resultado final ¿Quedaron conformes? ¿Hay cosas que piensan que deberían ser corregidas en un segundo disco?

CO: El resultado es excelente, la verdad. Sin dudas que hay ideas para el próximo disco, pero hoy estamos muy metidos en esto. Nos pasa que hay cosas que no terminamos de descubrir en varios pasajes de los temas, nosotros también estamos en proceso de conocer al disco por completo.

DG: También un poco es esto, descubrirlo tal cual dice Claudio, y en el medio de todo mostrar lo que es Glassnot. Venimos a mostrar algo nuevo, sin dudas influenciados por cosas que ya existen. Pero por sobre todo, creemos sinceramente que tenemos algo novedoso para mostrar. A eso apuntamos también en la grabación del disco.

SPE: Entonces ¿Qué es Glassnot en cuanto a concepto y en lo sonoro?

CO: Glassnot es una banda de rock/pop en donde ese título posiblemente le quede chico. No por falta de humildad, sino porque tenemos influencias que por ahí se van a ir viendo reflejadas a lo largo del tiempo. Están en el disco, pero en un punto ese mismo espacio ya nos queda chico. En eso tiene que ver también todo el laburo que estamos haciendo para la presentación del 24 de mayo... Y bueno, si fuese por nosotros, quisiéramos tener de todo.

DG: Volviendo un poco al disco y a lo que es Glassnot, nos gusta decir que nos mantenemos en una nube media extraña. Si escuchás el disco y te gusta analizar la música, Glassnot comienza bien tranquilo y después te sube, haciéndote creer que te va a volar la cabeza, para después bajarte de nuevo. Tiene algo de montaña rusa, es lo que queremos demostrar nosotros: que la música puede ser todo.

SPE: Evidentemente, aun dentro de su encasillamiento, hay un vuelo artístico mayor al de bandas que se quedan en un solo género ¿Creen que esa versatilidad, el tener la cabeza abierta, es una virtud en una era donde no predominan bandas así?

CO: Sin lugar a dudas, porque somos nosotros mismos. Si no hiciésemos eso, seríamos otra cosa, somos genuinos. Lo que ves es lo que hay, como dice Charly García.

DG: En ese sentido tratamos de ser lo más transparentes posible. Muchas veces, dentro de la misma banda hay influencias diferentes, entonces chocamos hasta en lo más sencillo como definir el tempo de una canción. Ahí empieza todo un debate al respecto que deriva en las fluctuaciones que recién mencionamos.

SPE: Retomando el chiste de la maldita democracia ¿Podrían trabajar dentro de un esquema un poco más dictatorial y cerrado, entendido desde lo musical?

CO: Yo creo que sí. En este caso se da que somos nosotros dos los que pasamos los lineamientos, pero nuestras decisiones siempre fueron democráticas.

DG: Cuando hablamos de democracia, que es una palabra tan grande, por ahí muy bastardeada en estos tiempos, lo que buscamos es decir que hay que tener la mente abierta. Vos por ahí pensás que tenés el mejor tema bajo la manga, pero de repente llega el bajista con otra idea, te vuela la cabeza y tal vez todo termina en el mejor tema que hiciste en tu carrera. Me parece que, más allá del chiste, se trata de no tener la mente cerrada, de saber que por ahí alguien está viniendo con una idea fresca que te hace cambiar todo. En el disco pasó también, apuntábamos hacia un lado y terminábamos en el otro.

CO: Por otra parte, tal vez el mismo proceso del disco, respondiendo a una pregunta anterior, tuvo un laburo en el que los temas han mutado desde su composición hasta lo que son hoy día.

SPE: En esta charla ha surgido mucho la palabra influencia. Si tuviesen que quedarse con un disco y una canción que los haya marcado personal y profesionalmente ¿Con cuál se quedaría cada uno?

CO: Esa elección yo ya la tengo hecha hace mucho tiempo. Bueno, yo siempre digo que si me tuviese que ir a una isla desierta y elegir cinco discos para llevarme, el número uno sería La Margarita (1994) de Jaime Roos. A mí me gusta mucho el rock, también el pop, la electrónica y el jazz, pero el primer disco que me llevaría es ese. Y todavía no sé cuáles serían los otros cuatro.

DG: A mí se me hizo un quilombo en la cabeza. Yo te digo que si me tuviese que ir como Claudio, me iría con mi cassette de Racing del 92’ de Los Redondos.

 

“Si no hacés lo que amás, si solamente buscas ser una estrella de rock, vas por el mal camino”

 

SPE: ¿Cómo analizan, cómo viven esta escena emergente tan pujante? ¿Dónde se imaginan dentro de ella en el mediano plazo?

CO: En principio, creo que hay que hacer una distinción entre lo que es Capital Federal y lo que son los alrededores. Es muy complicado para cualquier banda tocar en Capital, para las bandas emergentes es prácticamente imposible, pero los alrededores se han vuelto un terreno más que amigable. Así que la verdad es que estamos en una escena con muchas bandas, entre las que hay cosas que están más o menos y cosas que están geniales ¿Cómo nos vemos a nosotros? Formando parte, sin duda alguna.

DG: Yo me muevo mucho por el under y la verdad es que ahí hay una movida muy grosa. Claro que te encontrás con cosas variadas, como en cualquier lugar, algo maravilloso por lo que te preguntás por qué no está tocando en algo tan pequeño y también están esos que no entendés cómo se lograron subir a un escenario. Es la misma pregunta, pero cambia el sentido levemente. Pero sí, me parece que la escena under está muy bastardeada, es muy complicado ser partícipe de la cuestión hoy día. La frase ‘no pagues para tocar’ está por todos lados y lo veo como algo preocupante. Todos desde la música tenemos que ver cómo solucionarlo para enaltecer de vuelta al arte.

SPE:¿Qué imaginan ustedes que se puede hacer para generar ese cambio?

CO: Ser genuino. Me parece que no queda otra que hacer lo que uno siente sin caretas ni vueltas. Porque otro camino me parece que es difícil, es complicado, y termina no siendo válido.

DG: Y de hecho si lo seguís, te vas a aburrir. Si no hacés lo que amás, si solamente buscas ser una estrella de rock, vas por el mal camino. Glassnot no cree que ese sea el camino, vamos a seguir adelante con lo nuestro o vamos a morir con lo nuestro. Somos eso.

SPE: Para finalizar ¿Cómo sigue el camino después de la presentación el 24 de mayo?

CO: Bueno, tenemos pensado filmar nuestro show, así que de ahí seguramente tomemos material para sacar nuestro primer videoclip. Y también vamos a estar haciendo algunas pequeñas giras que estamos terminando de diagramar y que quedan a confirmar. Eso es lo que se viene para Glassnot en el 2018.

Locutor Nacional. (Casi) Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Hooligan de Oasis y The Strokes. Amante de la buena música por encima de todo.