BANZAI FC y WOS: El INSTINTO KAMIKAZE

Una fila de personas esperó unos veinte minutos desde las 20 a que se abran las puertas de Beatflow. Una vez dentro, un set de instrumentos sobre el escenario con el escudo de Banzai FC y un ambiente con mucho groove, hip-hop y funk, de la mano del músico chileno DJ Phaluk, fueron los encargados de ambientar la llegada de amigos, familia y público. Entre charlas, tragos, y música, el lugar fue recibiendo gente hasta unos minutos antes de las diez; momento en que se cerró el telón y el DJ bajó la música. Cinco minutos de suspenso después comenzó Banzai FC.

Banzai-Beatflow (9).jpg

Fran (teclados y samples) enseguida destapó los aplausos de un público ansioso con unas progresivas atmósferas; al rato se abrió el telón y Jero, cantante de Casi Listos, personificó un monólogo humorístico —que no pienso spoilear porque es para verlo en vivo—. Mientras que de a poco, el Tano (en el bajo), Iván (en la batería) y Diego (en la guitarra eléctrica), fueron sumándose a la creación del concepto de Banzai —el nombre refiere al grito de guerra que hacían los kamikazes japoneses cuando se lanzaban contra sus enemigos, dejando la vida por una idea—. Al finalizar el inicio de la noche, Diego se acercó al micrófono para agradecer a la cantidad de gente que vino a verlos y también les recordó a todos los presentes que: “este proyecto es nuestro, es de todos. Y vamos a romper todo esta noche”.

Si romper todo implica coordinar con talento el cambio constante de velocidades y  demostrar habilidad para dar rápidos saltos de un género musical a otro... entonces misión cumplida. Con temas —que supongo ingresarán en el inminente disco— como ‘Barrio x Barrio’ —donde el Tano acompañó con su voz—, ‘Mi Viejo’ y  ‘Tango de Anfeta’, se desplegó un amalgama de estilos que fueron desde el rock hasta el tango y pasaron por el jazz. Acordes en tensión, momentos de improvisación y otros de silencio contribuyeron a detallar el amplio registro de recursos con los que Banzai FC se arma para generar diversos climas que golpean con asombro a un público que bien supieron mantener expectante.


En una noche con muchas sorpresas, se recibieron más instrumentos al escenario: un saxo alto, tres timbas (instrumento de percusión para batucadas) y dos actores se sumaron a la banda para personificar un tema que combinó candombe, rock, jazz y milonga. Después también se dió el desarrollo de otro formidable monólogo, llamado ‘5 Minutos de Feminismo’ —que tampoco pienso spoilear por las mismas razones—, interpretado por Maite, una amiga de la banda.

Banzai-Beatflow (12).jpg

Luego, Diego amagó al público con el aviso de que a Wos se le había complicado asistir a la fecha. Claro que, segundos después, encapuchado y bajo una lluvia de aplausos, Valentín Oliva (Wos, subcampeón internacional de la Batalla de Los Gallos), uno de los grandes representantes argentinos del freestyle, hacía su aparición para rapear  ‘Abacanado’, ‘Protocolo’ y otro nuevo que estarían entrando a grabar esta semana. Así lo anunció también Diego, al decir que este lunes y martes se pondrán a grabar el primer disco de Banzai FC. Una vez dicho esto, junto a un irrepetible freestyle de Wos, se largaron todos con groove, funk, rock y rap a tocar ‘Las Huevas’: tema que puso a bailar al público de Beatflow, quienes también respondieron con una lluvia de aplausos a las rimas de Wos criticando la llegada del FMI y la subida del dólar. 

Para lo último, Wos invitó al escenario a Acru, otro gran referente del freestyle nacional. Juntos demostraron con gran actitud, ser maestros de la lingüística, fluyendo y estructurando rimas sobre la música de Banzai FC —que seguía fomentando la fiesta—y despidiéndose al final a un público que subía y bajaba las manos en sintonía con el clima de aprecio y respeto que se generó esa noche.

El domingo pasado en Beatflow, los sonidos, los silencios y la interacción de géneros apuntaron tanto a la reflexión sobre la coyuntura local, como a disfrutar entre amigos, público y familia. El concepto de Banzai FC y Wos construyó desde la amistad y el talento un terreno donde jugaron la creatividad, la improvisación y la puesta en escena de distintas disciplinas artísticas en conjunto. Se dió un espectáculo, sí. Pero también se sintió un equipo que por instinto se conecta y se lanza cual kamikazes a defender orgullosos una idea, un concepto, una causa, la de dejar mucho por la música.   
 

Todas las fotos por Flor Berdichevsky