SUENA EN SPE: UN VIAJE A LA LUNA MANÍACA

SUENA EN SPE: UN VIAJE A LA LUNA MANÍACA

Digámosle Matt y digámosle Frank. Matt Frank. Uno solo, pero dos. Matt, casi salido de una serie retro de los ochenta, con un aire a picardía infantil; Frank, como el personaje punk de una serie que se hace amar, justamente, por odiar todo. Un músico de alma y melodías naturales, un productor con diploma en la pared y trayectoria.

¿Y The Manic Moon? Quizá yo. Quizá vos. Quizá todos los que escuchamos

La banda nació tras el impulso de quien llamaremos Matt —a quién también se podrá llamar Ezhak— de dejar de hacer música solo. La vida lo juntó con Frank, surgiendo así Matt Frank & The Manic Moon. “Buscaba más que nada hacer música con él” aclara Matt. Empezaron a hacer un tema, otro y después varios. “Empezamos a tener varios temas juntos y fue como… Bueno, es importante darle un nombre”.

Es cierto que los intereses particulares en común suelen ser iniciadores de las mejores relaciones, pero no hay nada más grande que poder criticar algo entre amigos: “Nos cayó bien la persona que tenía el otro porque bardeábamos las mismas cosas”.

Frank es enfático en señalar que les es raro, aún hoy, que a través de internet pudiese iniciarse y darse una relación musical como la que se dio con Zack. “Yo no me puedo imaginar curtiendo mis ideas con nadie más”.

¿Qué hace Matt Frank, sería la pregunta? Además de una base electrónica sólida y melodías que recuerdan a un vaporware renovado y usando Windows 8 (sí, adiós Windows 97), “Somos muchas cosas. Varias disqueras nos dijeron ustedes son esto, o esto otro… En realidad, no tenemos un nombre para lo que hacemos”. ¿Etiquetas? ¿Géneros? “La etiqueta es lo que menos importa”.

La etiqueta es lo que menos importa

Les gustaría poder colaborar con cualquier persona que les parezca «piola», sin importar de qué genero provenga. “Hay mucha libertad en el proyecto” enfatiza Frank, y es esa libertad también lo que les permite la fluida y sincera relación que tienen. No tienen miedo a bardear, ni siquiera a hacerlo con su propio trabajo.

101_2516.jpg

La música de Matt Frank se guía por la premisa de la verdad: “es que estamos todos en la misma”. En el mundo musical ocurre —y ocurrirá siempre— que alguien que es sincero y produce lo que siente muchas veces no tiene tanto espacio como el que sigue los parámetros establecidos como “moda”. Ellos le dan la bienvenida: “Nosotros le damos la mano, hay que divertirse haciendo música”.

Matt Frank & The Manic Moon se trata, claramente, de divertirse. Divertirse criticando, divertirse creando, divertirse en la honestidad pura de una composición musical que promete ser el inicio de algo mayor. “Lo que hacemos nos gusta” dicen, y se nota.

Fue en Estados Unidos donde alguien vio la magia de la Manic Moon, con su primer álbum Things To Come (2018). Así, lograron tener sello en las grandes ligas, pero no aún en su natal Argentina: “Es genial y es frustrante al mismo tiempo, porque decís bueno, nos escuchan en Nueva York… Pero acá nacimos, queremos que nos escuchen acá”.

La frustración se encarna en la ausencia de amistades musicales contiguas. “Nuestras amistades musicales más cercanas están en Uruguay” comenta Frank, algo deslucido, y si su frustración es comprensible, todos lo sabemos. “Pero también la diversión viene de buscársela de abajo. Nosotros no tenemos casi contactos en el país”.

La diversión viene de buscársela de abajo

Saben que no sirve para nada cerrarse, no sirve para nada el «puterío local» (por decirlo en criollo), no sirve el círculo cerrado. Si quienes te van al ver al final del día son tus amigos, ¿qué ganaste? ¿qué lograste? “Al final nos estamos daño a nosotros mismos”.

El reconocimiento les parece un objetivo muy banal, por eso prefieren “evocar emociones en la gente”. Que la gente los recuerde, que la gente asocie un momento de su vida con Matt Frank & The Manic Moon, que lo ayude en algo. “Lo que nos llena es que la gente se acuerde de nosotros cuando tiene un momento introspectivo”, finaliza Frank.

Matt Frank son dos personajes que perfectamente podrían encabezar una serie, además de una banda. Son situaciones, sentimientos, colores, palabras, pensamientos. “Tenemos diferencias porque somos dos personas diferentes, pero lo que más nos gusta de Matt Frank es hacerlo juntos”.

Comunicadora Social. Fotógrafa del mundo.

"No pierdas de vista el horizonte"