AGITANDO Y SONRIENDO

El ciclo Pila Pila convocó nuevamente la asistencia de aquellas personas fanáticas de la música emergente para una entrega donde Violeta Castillo y Las Ligas Menores harían temblar el Roxy.

La noche del 14 de junio no sería una velada común y corriente. Ya en el aire se respiraba la sensación de un clima político de victoria, el cual se volvería canción en las calles de Palermo. Si bien la cita estaba pactada a las 20, no fue sino hasta una hora después que la gente empezó a copar el lugar.

La encargada de dar el puntapié inicial fue Violeta Castillo, quien salió al escenario vistiendo un peculiar atuendo enteramente negro, color que resaltaba la presencia de un brillante pañuelo verde (también utilizado por las tres personas que se encontraban sobre las tablas del escenario). El público que de a poco iba creciendo se mostraba apagado y falto de emoción. Quizás el cansancio o la espera por la presencia de Las Ligas Menores fueron los responsables de esto. Esto no frenó a Violeta de dar un show lo suficientemente sólido como para que nadie se vaya insatisfecho con su presencia.

Violeta-Castillo-Roxy-14-06-2018-Natalia-Vidal-Solo-Para-Entendidos_342.jpg

El conjunto recién finalizó una gira por la cordillera, y hace unas semanas presentó su nuevo material en Niceto Club. La prolongada ausencia impacientaba a la concurrencia, pero con la fuerza de un acorde de guitarra —que marcó el contrapunto necesario para la sensibilidad estética de la banda— fue que el quinteto derrumbó la expectativa para convertirla en hecho.

Solo cuestión de tiempo para que el pogo, principal protagonista de los recitales de Las Ligas, se hiciera presente. Y fue así, entre empujones y sonrisas, que el conjunto realizó un recorrido por sus dos trabajos de larga duración: Las Ligas Menores (2014) y el recién estrenado Fuego Artificial (2018).

Con apenas unas cortas interrupciones para interactuar con su gente, el show fue veloz y cargado de emoción. Ni siquiera el desafortunado hecho de que a la cantante y guitarrista de la banda, Anabella Cartolano, se le rompiera una cuerda, alcanzó para frenar la fiesta que se había generado.

"Hoy es una noche muy especial para todes", dijo Anabella en una de sus pocas interacciones, haciendo clara referencia al proceso que el país estaba transitando en materia de obtención de derechos. Las palabras de la cantante hicieron estallar la excitación del público: el agite de pañuelos verdes, acompañado de un aplauso al unísono, no se hizo esperar.

Con un setlist bien estructurado que repartió los hits más aclamados de la banda como 'El Baile de Elvis' o 'Ni Una Canción', la distorsión melódica de Las Ligas sonó durante una hora y media que se pasaron volando. Sin embargo, no fue la duración del show el principal tema de conversación a la salida del evento, ya que esto se vio opacado por la alegría de poder presenciar una banda del calibre de Las Ligas Menores, una vez más.

Todas las fotos por Natalia Vidal

Futuro realizador cinematográfico. Consumo todo lo que puedo, destruyo todo lo que toco. BROCKHAMPTON fan.