LENNY KRAVITZ: MULTIFACÉTICO Y HETEROGÉNEO

Leonard Albert «Lenny» Kravitz nació en Nueva York a mediados de la psicodélica década de los sesenta. Sus facultades artísticas sólo podrían ser definidas con una palabra: multifacéticas. El americano no solo se ha destacado en el arte musical como cantante, productor y multiinstrumentista, sino también con roles de actuación en películas del calibre taquillero de ‘Hunger Games’.

-2018_mathieubittonl1330699_hr_wide-b243d263b4783f6ec3da79d1e5dad3aaa568ec06-s800-c85.jpg

Pero aunque sus distintos dotes artísticos llaman la atención, quizás es aún más interesante aproximarse a la historia personal y orígenes de Kravitz para saber quién es realmente este reconocido cantante que lleva más de tres décadas impactando con su música.

Se podría hablar, en primer lugar, de su sangre: su padre, Sy Kravitz, fue un importante productor televisivo de la cadena CBS que además participó en las fuerzas especiales del ejército estadounidense. El tío del cantante, también llamado Leonard, murió en la Guerra de Corea a sus cortos 19 años, por lo que  Kravitz fue bautizado con su nombre en su honor.

La posición de su padre en el mundo del espectáculo fue un factor clave a la hora de que Lenny pudiera conocer a artistas de renombre como Miles Davis y Santana.

La ascendencia judía ucraniana de Sy fue motivo de desconcierto para el artista en su niñez, ya que durante la políticamente acalorada década de los setentas era «extraño» ver a un niño afroamericano con un padre blanco de raíces europeas. Lenny no fue consciente de esta particularidad hasta que la gente comenzó a hacérselo notar en su vida cotidiana. Kravitz era sin dudas un niño privilegiado por su condición económica y social, lo cual lo hizo ignorante de las desgracias que sufría la gente de la comunidad afrodescendiente.

La mezcla de groove soulero y potencia rockera que posee su música podría justificarse con la presencia de dos ciudades específicas en la vida del músico.

Por su parte, Roxie Roker, la madre del cantante, fue una actriz afroamericana de ascendencia bahameña —raíces con las que Kravitz se reencontró en un viaje después de la muerte de su progenitora—. Tanto ella como su padre siempre impulsaron el gusto de Lenny por la música y lo alentaron en su carrera. Siendo ellos mismos fanáticos del jazz y el blues, la niñez del cantante siempre estuvo rodeada del arte al que dedicaría toda su vida.

La mezcla de groove soulero y potencia rockera que posee su música podría justificarse con la presencia de dos ciudades específicas en la vida del músico: New York, donde tuvo un contacto más cercano con sus raíces afroamericanas a partir del jazz, el soul y el R&B, y Los Angeles, lugar al que tuvo la suerte de mudarse debido a que su madre obtuvo un papel en la serie ‘The Jeffersons’, y donde pudo experimentar la explosión de la música rock con bandas como Led Zeppelin y Kiss.

Esta mezcla de raíces tan heterogénea fue uno de los problemas que enfrentó el artista a la hora de intentar hacerse un camino en la industria: todas las discográficas rechazaban a Lenny porque, según él mismo ha contado en entrevistas, su música no era “lo suficientemente negra”. Pero fue a partir de esta cualidad caleidoscópica que el músico formó su propia estética y personalidad.

*

Lenny Kravitz se presentará en el Lollapalooza Argentina el 31 de Marzo (Dia 3). Acá podés adquirir tus entradas.