LA CULTURA CHICANA EN SU MÁXIMA EXPRESIÓN

En estos tiempos modernos, resulta raro que la escena musical actual nos sorprenda, sobre todo si pensamos en los avances tecnológicos y las diferentes plataformas virtuales que los usuarios tienen a su alcance. Gracias a ellos ya hemos escuchado de todo y, a veces, incluso encontramos relaciones de semejanza entre artistas y canciones. Siempre hay alguna sonoridad, la misma base rítmica, los acordes similares o hasta un riff de guitarra que pueden rememorarnos a otras canciones. Pero, de vez en cuando, alguien recupera una joya musical perdida y la limpia, la hace suya y nos regala algo totalmente refrescante.

“El soul es positivo y te hace sentir bien, creo que es la música que necesitamos en estos tiempos, más que nunca”.

Este es el caso de Los Stellarians, quienes le dan una vuelta de tuerca al género urbano. Conformados por Doug “SA” Martinez, de 311, y Ryan Siegel, de Party Pupils, esta banda californiana recupera los sonidos clásicos del soul y el funk y los entrelaza con la electrónica y el freestyle bajo un revestimiento llamativo: la cultura chicana.

SPE: ¿Qué circunstancias permitieron conformar a “Los Stellarians” como banda?

Doug SA Martinez: Los Stellarians fue una idea que comenzó a gestarse en mi cabeza a principios del año 2000. En aquel momento trabajaba de DJ, así que escuchaba demasiada música y me interesé por el soul obscure. Así fue que, de casualidad, me crucé con una composición de Gilles Petersons y también descubrí una canción de Darondo llamada ‘Didn´t I’. Recuerdo que me sentí hipnotizado por ese tema y, desde ese momento, indudablemente pensé en la idea de hacer un cover cuando formara un proyecto de soul.

DSC_7586 copy.jpg

Sin embargo, Stellarians comenzó a tomar forma en el 2011 y, eventualmente, se convirtió en realidad mientras tocaba con mi banda de rock, 311.

Mi compañero de banda, Ryan Siegel, vivía en un cuarto de invitados que alquilaba y, para ese entonces, íbamos a empezar a grabar un álbum con Ghostwolf, un proyecto de indie rock del que ambos formábamos parte. Allí también tocaba mi sobrino, pero él no tenía demasiado tiempo, así que con Ryan decidimos armar algo nuevo. Así surgieron Los Stellarians y empezamos a grabar.

SPE: El soul y el funk son dos géneros que comparten ascendencia musical: ¿qué representa para vos y porque te sentís identificado con ellos?

DSM: Como muchos músicos que crecieron en la década de los  ̒70 y ̒80, siempre me sentí atraído por el soul. Además, alcancé la mayoría de edad en una época muy enriquecida a nivel musical. En este sentido, la música siempre va a formar parte de mi porque realmente es un reflejo natural de lo que soy. Creo que la música te permite canalizar. Sin embargo, hasta que formé Los Stellarians todavía no había logrado expresarme musicalmente.

El soul, también conocido como R&B, tiene muchos subgéneros. Siempre me han interesado y he disfrutado cada uno de ellos. Lo que me resulta fascinante es que todavía sigo descubriendo canciones de esa época que jamás había escuchado. El soul es positivo y te hace sentir bien, creo que es la música que necesitamos en estos tiempos, más que nunca. Además, ¿a quién no le gusta bailar?

SPE: El pasado 18 de enero lanzaron su tercer álbum de estudio, llamado Rucaz N Rollaz, ¿cómo fue el proceso de producción?

DSM: Rucaz N Rollaz (2019) fue producido esporádicamente. Tanto Ryan como yo le ponemos mucha pasión a Los Stellarians. Los dos tenemos proyectos principales y el año pasado llegamos al punto de tener que fijar una fecha para finalizar nuestro disco. Entonces acordamos en una y lo hicimos. Si no les dedicamos tiempo, las bandas que cada uno tiene aparte se pueden ver afectadas. Lo admirable es que siempre había fans de Stellarians que nos preguntaban cuándo saldría el disco nuevo.

SPE: ¿Qué diferencias presenta en relación a “The Mas Chingon” y “Cholo Soul”?

DSM: La principal diferencia entre este último álbum y los primeros fue el espacio entre cada uno. Después de terminar con Cholo Soul (2016), enseguida comenzamos con The Mas Chingon (2016) y terminamos de grabarlo en un periodo relativamente corto de tiempo. Después, dimos un salto con Rucaz y grabamos tres canciones seguidas a fines del 2015 y principios del 2016. Nuestras agendas se vieron ocupadas por nuestras bandas principales. Musicalmente siempre estamos tratando de darle al proyecto un sonido nuevo, con guiños a estilos musicales del pasado. Tiene que ver con la música que escuché durante mi juventud, ya sea boogie, disco y electrónica, que a mí me suenan súper frescos.

“La música siempre va a formar parte de mi porque realmente es un reflejo natural de lo que soy”.

SPE: El track elegido como sencillo fue ‘Zodiac’, ¿qué es lo que destaca a este tema por encima de las nueve canciones restantes?

DSM: ‘Zodiac’ es una canción con la que Ryan y yo sentimos que capturamos algo fascinante y único acerca del momento en el que nos encontramos con el proyecto. Tiene una vibra dope de la costa oeste y un ritmo pegadizo: todo lo que queremos en nuestro álbum. Creo que, en general, todas las canciones son únicas y no se repiten en cuanto a estilos, pero luego de escuchar el mix de ‘Zodiac’ ambos sentíamos que teníamos que lanzarlo cuanto antes.

SPE: ¿Por qué decidieron hacer incluir un cover de uno de los temas más conocidos de The Smiths llamado ‘This Charming Man’?

DSM: The Smiths y Morrissey siempre han tenido un poder especial sobre la comunidad latina. De hecho, esas fueron mis bandas británicas preferidas durante la adolescencia. ‘This Charming Man’ fue la primera canción de los Smiths que escuché en 1984. Cuando empezamos a trabajar en nuestro segundo disco, la idea fue imaginar cómo sonarían los Smiths si fueran parte de la cultura low rider. Entonces creí que sería bueno mezclar esos dos estilos. Decidí hacer el cover de ‘Heaven Knows Im Miserable Now’ para The Mas Chingon y ‘This Charming Man’ para nuestro último trabajo de estudio. Quizás, a partir de ahora, sea tradición que incluyamos siempre un cover de los Smiths o Moz.

SPE: El arte de tapa en Rucaz N Rolaz es muy interesante, ¿quién se encargó de eso y qué pretenden reflejar?

DSM: Realmente siento que la perspectiva artística latino-chicana pasa muy desapercibida, especialmente aquí en el sur de california. Quiero darles a estos artistas un espacio y también emparejar sus visiones con la de Los Stellarians. Creo que tiene mucho sentido. En este álbum y el anterior simplemente busqué a personas que hacían arte y que merecían ser reconocidos. Ambos colaboradores son considerados leyendas latinas y chicanas, pero no son muy populares en el resto del mundo. El primero es mi amigo Eloy Torrez, a quien conozco desde los  ̒90. Él dibujó el arte de tapa en The Mas Chingon y, en segundo lugar, está John Valadez, quien intervino con su arte en Rucaz N Rolaz. John tiene una habilidad para capturar la cultura en su elemento. Si observas su trabajo, es posible afirmar que son chicos de Los Ángeles bien representados en una captura de momentos vividos. Tiene mucho estilo y vibra.

SPE: ¿Cuáles son sus planes como banda para este año?, ¿Argentina es un destino que tienen en mente para sus próximos shows?

DM: Con Los Stellarians estamos haciendo un esfuerzo para conseguir más shows en lo que queda de este año. Hasta ahora, todos los conciertos fueron energéticamente fascinantes y fue muy satisfactorio haber formado parte de ellos. Los integrantes de nuestra banda son un grupo de personas que logra conectarse arriba del escenario. Queremos trasladar esa intención por todos lados, y América del Sur es uno de los lugares que nos gustaría visitar: nos encantaría tocar en Argentina, soy fan de Jorge Luis Borges y me encantaría conocer Buenos Aires.