VICTORIA BERNARDI: CRECIENDO Y TANTEANDO

Victoria Bernardi tiene una voz y una historia particular: de padres cordobeses, nacida en Buenos Aires y criada en San Isidro, siempre le costó trabajo encajar y ubicarse en un lugar determinado en su vida. Esa incertidumbre se ve reflejada en su primer disco, Solo Sé (2018), que le consiguió un puñado de fans, cupos en varios festivales importantes y la oportunidad de abrirle a un titán como Paul McCartney. Ahora, una semana antes de su primer show solista del año, Victoria nos cuenta sobre cómo ha crecido, qué planes tiene para su próximo trabajo y su visión sobre el feminismo hoy en día.

SPE: Has tenido un año agitado ¿Cómo viene?

Victoria Bernardi: Bien, le abrí a Paul McCartney y a Pablo Alborán. Estoy ahora tocando el primer disco, tengo fecha el 17 en La Tangente y trabajando en mi próximo disco.

SPE: La última vez que hablamos me mencionaste algo del tema y el cambio de dirección sonora que tendría ¿En qué parte del proceso estás?

VB: Estoy incursionando, si te digo a qué sonará te miento. Es una onda así más de texturas, más afrancesado, con un poco de tango y cosas de acá, con un clima más Frank Ocean y demás. Todavía está todo muy verde. Es todo un crecimiento compositivo.

“Antes no sabía ni lo que tocaba, ahora entiendo lo que estoy haciendo”.

SPE: ¿Con quién te gustaría hacer una colaboración?

VB: Que no tenga que ver conmigo me gusta mucho Marilina Bertoldi. Conociendo Rusia también.

SPE: Considerando el sonido particular de Solo sé, ¿qué crees que genere un cambio de sonido en tus seguidores?

VB: Me pasa que va más allá del tipo que música que hago. A mi me gusta cantar y creo que la gente siente eso cuando me escucha, y la música que acompaña les copa igual, pasa a ser secundario y es algo más voca. Pero si estoy buscando una canción, algo que trascienda en el tiempo y quede. Que vaya más allá de mi voz y se centre en la canción. Me pasa de cuestionarme para qué hago lo que hago: si para que la gente lo escuche ahora y lo disfrute o si quiero dejar algo fuerte en el tiempo. Es algo difícil de comprobar eso del tiempo igual, pero creo que a varios artistas nos mata el cuestionamiento de si lo que estamos haciendo es arte, si perdurará, etc.

SPE: Y desde ese entonces hasta acá ¿Cómo has crecido como artista?

VB: Crecí un montón. Antes no sabía ni lo que tocaba, ahora entiendo lo que estoy haciendo. Cambié en la forma de ver muchas cosas. El crecimiento artístico va de la mano con el personal y humano, lo personal es político. Todo tiene que ver con uno y con el entorno que lo rodea. También se trata de ir tanteando un poco y ver en que uno ha mejorado.

SPE: ¿Todavía te representa la etapa de Solo sé? ¿Es algo que quisieras dejar atrás?

VB: No me representa como artista ahora pero definitivamente me representa como Victoria. Esa que escuchan en el disco soy yo a mis 16 en plenitud. Obviamente hoy no haría lo mismo que antes, pero todo es parte de crecer.

IMG_4540.jpg

SPE: ¿Te pasó que por ser temas viejos que no te representan más se complique tocarlos en vivo y que no te generen lo mismo que antes?

VB: Me pasó pero no creo que sea contradictorio, porque eso fue todo parte mía. Fue parte de mi vida y yo soy todas esas cosas, entonces quizás no me siento más así o no pienso mas de esa manera, pero fue algo que existió y gracias a eso soy quien soy ahora. No es tan incompatible con quien soy, no le estoy mintiendo al público.

SPE: ¿Cómo decides qué plasmar y qué no en un tema? ¿Cómo comprometerse con algo tan duradero como una canción?

VB: Las canciones las hago y las dejo ahí un tiempo, luego las escucho y voy descartando. No soy muy emocional con mis canciones, por ahí cuando las compongo, pero después no me ato del todo a ellas. Hay que asumir que no todo lo que hacés está bueno. Me pesa, pero ahí volvemos a lo mismo: crecer pesa.

SPE: ¿Cómo ves el contexto de la mujer hoy en día, en especial en la música?

VB: Las cosas mejoraron pero todavía no llegamos ahí todavía. En el ámbito de la música estamos creciendo pero falta un montón, es todo un proceso. Es difícil revertir algo que está tan arraigado en la gente. El hombre en si no es el culpable, pero la cultura en sí ha sido machista toda la vida y crecimos todos en un marco muy tóxico. Uno se puede deconstruir, pero si vos tenés incorporada la cultura machista, hay algo adentro tuyo que siempre estará contigo. Es difícil borrarle toda la historia patriarcal a un tipo de 30 años.Quizás cuando yo tenga un hijo, ese nene haga pasos muchos más grandes desde su infancia. Ahí está el cambio real: en las próximas generaciones.