ÍTALO: “EL MUNDO TIENE SED DE GENTE QUE SE EXPRESE EN SU TOTALIDAD”

Oriundo de Buenos Aires y con ascendencia italiana, Ítalo irrumpe en el pop argentino con identidad propia y sonidos distintivos. Su arte toma forma entre la percepción del tiempo y el espacio: mezcla lo que antecede a ese primer impulso de crear con el aquí y ahora, para dar lugar a un futuro que los supere. Sobre esta experiencia en tres dimensiones charló con SPE y nos comentó:

SPE: Te definís como una resignificación del pasado y tu nombre hace alusión al origen de tus bisabuelos. ¿En qué elementos de Mutar (2018) podemos encontrar su influencia?

ÍTALO: Mi nombre es resultado de un cúmulo de características que se condensan en esa palabra: mi ascendencia, la historia de mis vertientes y cómo eso me moldeó. También lo clásico del nombre, su sonoridad y su potencia. Hablo de resignificación para crear un mejor futuro. En el camino de ser nuestra mejor versión, la más original y libre, necesariamente tenemos que revisar lo que nos dieron y complementarlo con aquello que nuestra generación pueda sumar. Tomar lo que sirve y desechar lo que nos deja en lugares más pobres, más rígidos.

SPE: ¿Cómo describirías la recepción del álbum?

Í: La recepción del álbum fue hermosa. La presentación en La Tangente significó volver a encontrarme con mi público, abrir las nuevas músicas a cercanos y a nuevos oyentes. Fue una inauguración maravillosa con espectadores que, para mi sorpresa, corearon las canciones y bailaron en tribu con la energía de la banda. Fue un hito en mi camino artístico y quiero seguir por más canciones, más ritmo y goce.

“El camino del relato musical es algo que voy refinando con el correr de los años y las horas dedicadas”

SPE: Elegiste ‘Mirá’ para el primer videoclip, con la dirección de Peter Lanzani. ¿Cómo se dio el contacto y cómo fue trabajar con él en este proyecto?

Í: El contacto fue simple porque nos vemos seguido, somos amigos cercanos. Trabajar con él y con Tato Fernández, el otro director, fue un placer. Son gente de mucho talento y complicidad. A Tato lo conocí vía Peter y para mí fue un descubrimiento, un genio en varios órdenes. El set se movió al compás de sus energías con momentos de negociación entre los tres. Si lo profesional se cuida, trabajar con alguien que querés y en quién confiás es un plus. Eso me permitió llevar adelante una idea loca y delirante. Un cruce de mundos y renacimientos virtuales que, por suerte, fue bien recibido por ambos.

SPE: ¿Tenés en mente de qué canción será el próximo videoclip?

Í: Va a ser de una de las nuevas músicas que estoy produciendo. Tengo varias ideas y soy de ir escribiéndolas cuando se me ocurren. Ya tengo escenarios en la cabeza e historias que quiero contar. Lo que sigue me entusiasma mucho. El camino del relato musical es algo que voy refinando con el correr de los años y las horas dedicadas. Esto permite que el juego, el play the music, sea cada vez más entretenido y misterioso. Es un lenguaje fenomenal que me emociona y me arrastra. Hay días que quiero vivir en esos universos, donde nada me importa más que estar ahí.

SPE: En una entrevista previa, dijiste que “al artista se le reclama sinceridad y que sea su máxima expresión en ese momento”. ¿Creés que la música local responde a esa demanda?

Í: Es complejo hablar de una escena o de otros. Argentina tiene mucho talento. Hay artistas que admiro y me inspiran a diario, actuales y del pasado. Siento que el mundo tiene sed de gente que se exprese en su totalidad. Los artistas son personas que exponen una parte de su ser para alimentarse y alimentar a la tribu. Ese es su lugar.

“Mis días tienen un mejor sentido al vivir una melodía, un swing, una letra o simplemente una idea loca que me toma por completo”

En tiempos veloces y digitales, hay veces que se prioriza lo abrupto y escandaloso por sobre lo profundo. Ahí siento que puede haber problemas porque el asunto es llamar la atención. ¿Para qué? ¿Más seguidores? ¿Más plata? No veo propósitos claros. Creo que un artista tiene que entender que el sentido sucede en su arte y en la alquimia con un otro. Cuando funciona, con el espectador son uno solo y se elevan juntos. Casi que pasa a ser un canal, y no porque sea un dotado o algo superior, sino porque es lo que le tocó. Otros tendrán otras funciones. Hay gente que está cerca de su máxima expresión, como también gente que no.

SPE: ¿Qué expectativas tenés para el 2019?

Í: Quiero sacar nuevas canciones, seguir tocando, conociendo colegas y gente que me energice. En el fondo, siento que no hay nada más lindo que seguir creciendo en mi expresividad, en hacer cada vez mejores canciones e interpretarlas como quiera. Defender lo que creés y llevarlo a la práctica. Mis días tienen un mejor sentido al vivir una melodía, un swing, una letra o simplemente una idea loca que me toma por completo. Para eso supongo que vivo y lo que queda del año no va a ser una excepción. Todo el resto lo siento un peligroso desatino, pero desatino al fin.

ítalo